sábado, 9 de septiembre de 2017

DESHIELO


Sin beso de buenas noches ni un buenos días al despertar, amanece nuestra habitación recubierta de hielo, donde nuestra cama es un iceberg que flota a la deriva en un mar de indiferencia y soledad.

Nos sentimos náufragos, hibernando en polos opuestos, incapaces de atravesar la grieta que nos separa. Bastaría el roce de nuestras manos para fundirlo todo, para que el fuego que palpita bajo este témpano arda de nuevo, con el calor de dos almas que nunca se han dejado de amar.

De pronto, sin querer, dormidos, sucede un abrazo inesperado, que pone fin a esta era glaciar.

(Relato finalista en el programa Wonderland de RNE4 blog.rtve.es/wonderland/ el 09/09/2017)



4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Siii, de los buenos. Muchas gracias, Mireya.
      Besos apretados.

      Eliminar
  2. Gracias por participar en EL TINTERO DE ORO. Mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, a ti, por darme la oportunidad de participar, a la vez, de conocer otros blogs.
      Besos.

      Eliminar